lunes, 16 de septiembre de 2013

Ca' Pacita (Doriga) en Nueva España

La primera vez que pasé por Doriga no reparé en Ca' Pacita. La imponente presencia de la iglesia de santa Eulalia me hizo mirar hacia la izquierda largo rato. Quizá estuviera cerrado o yo que sé, pero tuvo que ser a la segunda. Y allí encontré a Toño Arias. Nieto de los fundadores, se desvive para que todo funcione en un local dedicado a todo el área. Y, además, acoge peregrinos. 

Hoy sale un reportaje en el periódico Nuevo España. Merece la pena conocer un poco más sobre este lugar.

Ca' Pacita, en Doriga, al borde del Camino Primitivo.
Ca' Pacita, en Doriga, al borde del Camino Primitivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario